Principal / Más Voces / #Diada2017 Un millón de personas se manifiestan en Barcelona reclamando el derecho a la autodeterminación

#Diada2017 Un millón de personas se manifiestan en Barcelona reclamando el derecho a la autodeterminación

Un año más se celebró en Catalunya su Día Nacional, la Diada. Este años ha supuesto una nueva expresión de fuerza del independentismo catalán que consiguió manifestar por las calles de Barcelona a un millón de personas.

La manifestación ha tenido lugar a 21 días del referéndum por la independencia, convocado para el 1 de octubre, y que el Gobierno español intenta frenar a través de medidas judiciales y huyendo de la negociación política.

“Nos declaramos insumisos a todos aquellos tribunales y aquellas leyes que sólo buscan la indivisible unidad de su patria”, ha proclamado el presidente del Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, en su discurso al final de la manifestación. “Nos hemos dado nuestra legalidad, la única que cuenta de cara al referéndum”, ha dicho a los manifestantes, para afirmar que “las posibles decisiones del Constitucional” o de cualquier otra institución del Estado que pretendan impedir el referéndum “ya no nos vinculan”, porque “nuestra ley es el Parlamento, y nuestra obediencia es al Govern”.

En la misma línea de reivindicar sólo la legalidad catalana para celebrar el referéndum, Sánchez ha afirmado que “la democracia ha estado siempre al lado de las urnas, nunca al lado de quienes las quieren rehuir”. “Que no os engañen las palabras”, ha pedido a los manifestantes, refiriéndose a las acusaciones de los contrarios al referéndum. Y se ha dirigido también a la oposición no independentista en el Parlamento -citando por su apellido y por este orden a Inés Arrimadas (C ‘s), Xavier Garcia Albiol (PP), Miquel Iceta (PSC) y Joan Coscubiela (CSQP)-, a quien instó a “no esconderse detrás de reglamentos parlamentarios” y a ponerse “al lado de las urnas”. “¿Qué miedo tiene a que hable el pueblo?”, ha preguntado.

“Hoy celebramos que ya estamos convocados”, ha señalado Sánchez, que ha alentado a los asistentes a votar el 1 de octubre porque “no dependemos de nadie más, sólo de nosotros”. En este sentido, ha celebrado que el referéndum se haya convocado “desafiando las amenazas y el miedo”. “Hemos llegado hasta aquí para ganar”, “juntos somos invencibles”, ha afirmado.

Partidos no soberanistas como el Partido Socialista de Catalunya, Ciudadanos y el Partido Popular catalán se quejaron de que los independentistas les han dejado fuera de la celebración de La Diada, el día de Catalunya. Mientras, el secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, acudió al acto convocado por En Comú Podem en Santa Coloma. En su intervención, el líder de Podemos dijo que la solución para Cataluña pasa por un “compromiso histórico y democrático” para sacar al Partido Popular del Gobierno central.

Mientras, el Gobierno de Mariano Rajoy sigue moviendo los hilos policiales y judiciales lanzando amenazas de las consecuencias, en algunos casos penales, de las personas, autoridades políticas, colectivos y empresas que favorezcan la realización del referéndum. La Guardia Civil está vigilando y registrando medios de comunicación e imprentas sospechosas de imprimir las papeletas de votación.

Muchos analistas políticos consideran que la imagen de la democracia española está siendo muy dañada cuando se confiscan urnas y papeletas que lo único que buscan es la participación democrática de la población. Desde colectivos, incluso soberanistas catalanes, critican que el Gobierno español nunca haya querido negociar con los representantes políticos de una buena parte de población de Catalunya, algunas encuestas hablan del 80% de la población, que quieren resolver el conflicto votando en un referéndum con todas las garantías.

Pero también otros cuestionan las formas del Gobierno catalán desobedeciendo el marco legal y poniendo al margen a los partidos que no son independentistas y que en las últimas elecciones catalanas representaron a algo más de la mitad de los votantes aunque la ley electoral les haya concedido menos escaños.

De momento, no se puede adelantar lo que pasará el día 1 de octubre, pero unos afirman que la votación se realizará “sí o sí” a pesar de las amenazas del Gobierno español. Barcelona y otros seis municipios catalanes de más de 100.000 habitantes -y que reúnen más de un tercio del total de la población- se negaron a ceder locales municipales para celebrar el referéndum.

Por otro lado, otros 654 municipios catalanes han aprobado un decreto expresando su compromiso a colaborar con la votación pese a las advertencias legales.

En Barcelona, la alcaldesa, Ada Colau, a pesar de no ceder locales municipales dijo que hará “todo lo posible” para que la gente que quiera pueda votar el 1-O.

Sobre el conflicto político catalán hoy ofrecemos los análisis de Armando Fernández Steinko, investigador, ensayista y profesor en la Universidad Complutense, colaborador habitual de las revistas Sozialismus (Hamburgo) y El Viejo Topo (Barcelona); y del analista político, Juan Luis González Pérez.

Source: Informativo Más Voces

Interesante

Elecciones en Chile: lucha contra la abstención para poner fin al bipartidismo

Este domingo, 19 de noviembre, se celebran elecciones presidenciales y de Parlamento en Chile. Los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.