Principal / Medios / España ignora a los medios comunitarios; Europa, apoya

España ignora a los medios comunitarios; Europa, apoya

Mientras en Europa hay un gran desarrollo del sector de los medios comunitarios, en España llevamos casi 10 años esperando la aplicación de la Ley General de la Comunicación Audiovisual (LGCA) y de normativas autonómicas que la completen. Las medidas de impulso a medios comunitarios en Europa se recogen principalmente en 2 documentos de la Plataforma Europea de Autoridades Audiovisuales EPRA.

Se trata de una comparativa sobre las normativas de medios locales y comunitarios en 16 países (son 50 los que componen EPRA) y un informe específico sobre la regulación de los medios comunitarios en Europa.

Europa

Así se regula a los medios comunitarios en Europa

EPRA sostiene que cuando no hay marco legal, “los medios locales no sobreviven en el largo plazo”. De 16 países analizados, las radios comunitarias tienen reconocimiento legal en 10; las TV, en 5. Las radio comunitarias existen en 11; las TV, en 8. España no participó en el informe; de hecho la CNMC no dice ni una sola palabra sobre medios comunitarios en su informe anual.

Los medios comunitarios son menos sensibles a la variabilidad del mercado publicitario al no tener ánimo de lucro y una financiación diversificada. En algunos países se les permite tener ingresos por publicidad o patrocinio y en otros no (en España está prohibido). En general, todos los medios comunitarios en Europa obtienen más ayudas públicas que los medios locales comerciales. La mayoría de las ayudas son de la administración local, aunque también hay fondos estatales específicos. Aquí resumimos la situación en diferentes países a partir de la información facilitada por EPRA, las organizaciones de medios comunitarios en Europa y las indagaciones hechas por la ReMC:

  • Alemania (la situación varía en cada estado):
    • No pueden tener ingresos publicitarios, pero sí patrocinio.
    • Una licencia está garantizada a una organización no comercial en cada una de las 44 áreas de cobertura designada en uno de sus estados.
    • La TV comunitaria aparece después del canal 150 en la guía de la TV por cable.
    • Se organizan talleres formativos para radios comunitarias, para editores, personal de programación de contenidos y calidad de programas.
  • Francia:
    • El Fondo de Ayuda a la Expresión Local en Radio (FSER) facilita a las radios asociativas cumplir su misión de comunicación social de proximidad en las siguientes áreas:  diversificación de recursos, formación vocacional de empleados y consolidación de empleos, cultura y educación, integración y lucha contra la discriminación, medio ambiente y desarrollo local, cantidad de emisiones producidas por la emisora.
    • Sus ingresos por publicidad no pueden superar el 20% del volumen de negocio del medio.
    • Están dentro de la categoría A de la legislación francesa y tienen una misión de proximidad social
    • Hay TV comunitarias a pesar de que no se les cita expresamente en la legislación y aparecen en las guías de programación de cable después del canal 100.
    • Las radios comunitarias tienen que emitir al menos 4 horas al día de programación propia. Como tienen bajo presupuesto, la autoridad les  permite usar bancos de programas y otros proveedores similares o autorizados.
    • Hay requisitos específicos al otorgar licencia, como la existencia de trabajo voluntario, sus objetivos sin ánimo de lucro y su valor social.
    • Se organizan talleres formativos para todos los medios comunitarios 2 veces al año.
  • Suiza:
    • No pueden tener ingresos publicitarios, pero sí patrocinio
    • Las obligaciones legales son muy básicas.
    • Hay 9 aglomeraciones con frecuencias para radios comunitarias.
    • Las comunitarias tienen menos obligaciones de servicio público que las comerciales (política local, economía y cultura) y pueden elegir centrarse en contenidos educativos, lenguas extranjeras, música alternativa, cultura, etc. También tienen menos requisitos en garantías financieras y formación y desarrollo profesional.
  • Irlanda:
    • TV y radio comunitaria pueden acceder al Fondo para la Promoción del Pluralismo y la Diversidad de los medios electrónicos ayuda a la programación de la autoridad audiovisual.
    • Debe definirse la comunidad a la que el medio beneficia (ya sea comunidad geográfica o por un interés común).
  • Reino Unido:
    • El Community Radio Fund es un fondo público estatal para emisoras con licencia. Está dotado con menos de 500.000 libras al año y 200 radios pueden acceder a él. Lo gestiona la autoridad reguladora británica (OFCOM) y ayuda a que los medios tengan puestos que proporcionan sostenibilidad, como  captadores de fondos o gestores de emisoras. La ayuda media ronda las 12.000 libras y hay 2 rondas anuales de financiación.
    • Los ingresos por publicidad emitida en el aire pueden alcanzar el 50% de los ingresos anuales en la radio.
    • Las radios comunitarias tienen requisitos legales mayores de acuerdo a una ley específica y dichas obligaciones aparecen en su licencia. Entre ellos están las actividades ajenas a sus emisiones como “medidas de ganancia social y responsabilidad”.
    • La TV comunitaria debe aparecer entre los primeros canales de cable dependiendo del tamaño de la oferta (en la posición más alta disponible; en la práctica, entre el 8 y el 100).
  • Noruega:
    • La radio comunitaria puede acceder al fondo general administrado por la autoridad audiovisual, principalmente destinado a la financiación de programas y a la capacitación.
  • Bélgica:
    • Está permitida la publicidad.
    • En el caso de las radios, hay ayudas públicas estatales de entre 12.500 (si emite publicidad y es analógica) y 19.500 euros (si no emite publicidad y está digitalizada) anuales. 22 radios se beneficiaron de estas medida en 2016.
  •  Eslovaquia:
    • No reconoce legalmente a los medios comunitarios.
  • Montenegro:
    • Su legislación cita a las TV y radios comunitarias, pero no hay operadores con licencia de este tipo en funcionamiento.
  •  Polonia:
    • Los medios comunitarios se legislan como “medios sociales”.
  • Croacia:
    • TV y radio comunitaria pueden acceder al fondo de ayuda a la programación de la autoridad audiovisual.
  • Dinamarca:
    • La TV comunitaria debe estar entre los primeros 30 canales de la guía de programación en cable y tiene una franja horaria común para las emisiones nacionales.
  • Serbia:
    • No pueden tener ingresos publicitarios, pero sí patrocinio.

Ejemplos de medidas de fomento a medios comunitarios en Europa

  • Reservar parte del espectro radioeléctrico para que se les otorguen licencias
  • Otorgarles algún tipo de prioridad en el proceso de licencias, especialmente en las digitalizaciones.
  • Financiación pública preservando su independencia. “En los estados donde la financiación pública es suficiente para un empleo significativo, se puede generar un sector completo actividades  sostenibles y eso desempeña un papel en la política económica”.
  • Disponer de un estatus legal ayuda a las radios comunitarias a negociar medidas positivas con otras partes interesadas, como autoridades locales y organizaciones de gestión de derechos colectivos.
  • Programas formativos específicos.
  • Normas de must-carry para que los operadores incorporen las emisiones de medios comunitarios a servicios de TV y radio por cable (con obligación de que no estén escondidos al final de la guía de programación) o de múltiplex en radio digital.
  • Las autoridades audiovisuales celebran reuniones periódicas para mantener el pulso del sector y que todo el mundo esté actualizado. La existencia de federaciones facilita la labor de la autoridad y en algunos casos estas federaciones tienen una tarea legal atribuida (correguladores, ser escuchados al hacer cambios legales, etc.).

Principales claves sobre el fomento de los medios comunitarios en Europa

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) es el miembro español de la Plataforma de Autoridades Reguladoras EPRA. La CNMC no recoge en su informe anual ante EPRA (2015) ni una sola referencia a los medios comunitarios o no lucrativos.

En su informe de 2010, EPRA considera que una  buena comprensión de la idiosincrasia de las radios comunitarias “es condición necesaria para que las autoridades les ayudan”. En el análisis de los medios comunitarios en Europa, se afirma que “el no ánimo de lucro no significa que  se renuncie a la publicidad, sino que se reinvierten los beneficios en la radio. En la mayoría de los casos atraen nichos de anunciantes que buscan  objetivos específicos tales como minorías culturales”.

Ante la existencia de entidades oportunistas (medios que no son comunitarios pero intentan presentarse como tales), estas son algunas de las claves para saber si un medio de comunicación es comunitario según EPRA:

  • Son cercanos a su audiencia e iniciativas que se construyen de abajo arriba. La comunidad del medio puede ser geográfica, basada en una identidad cultural o estar vinculada a un grupo social.
  • Una de las mejores formas de identificar a una radio comunitaria es saber qué aporta a su audiencia (“música poco escuchada, asuntos no cubiertos por los grandes medios. sus contenidos son complementarios a los grandes medios de muchas formas”).
  • La gestión está repartida entre un grupo de personas y la programación es descentralizada y autónoma. La comunidad puede ser considerada como la suma de voluntariado y oyentes de la radio. A menudo la comunidad tiene la última palabra sobre decisiones básicas tomadas por la directiva de la radio.
  • El trabajo voluntario es significativo, pero eso no significa que se excluya al remunerado. Si se tiene suficiente presupuesto,  se construye un pequeño staff para formar y ayudar a los voluntarios, así como complementar la programación con espacios más elaborados  o complejos.

Así se complica la vida a los medios comunitarios en España

En España, la trampa se llama reglamentos. La Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA) no sirve para nada en la práctica, ya que el Gobierno incumple esta norma desde 2011 al no planificar licencias para radios y TV gestionadas por la ciudadanía. Por ello, la ONU investiga al estado español. El reglamento de la LGCA en materia de medios comunitarios tampoco se ha desarrollado. La mayoría de las comunidades se escudan en eso para no ejercer sus competencias complementarias y aportar soluciones donde La Moncloa no hace nada. Las medidas de fomento son inexistentes.

En Andalucía, donde se esbozan soluciones de seguridad jurídica, su reciente Ley Audiovisual también está pendiente de desarrollo reglamentario. En Cataluña, su decreto de medios comunitarios sigue pendiente de aprobación. Navarra sacó un concurso para asignar licencias de radio comunitaria, pero anuló después la frecuencia. Galicia, sin contemplaciones, usa amenazas de multa y prohíbe emitir.

La entrada España ignora a los medios comunitarios; Europa, apoya se publicó primero en Red de Medios Comunitarios.

Source: Medios Comunitarios

Interesante

Medios comunitarios, clave para el cambio cultural, según los movimientos sociales

Los movimientos sociales del estado apuestan por los medios comunitarios para conseguir un cambio de …