Principal / Noticias / España vulnera derechos e incumple promesas con las personas desplazadas

España vulnera derechos e incumple promesas con las personas desplazadas

Las políticas del Gobierno español destinadas a proteger y asistir a las personas desplazadas no sólo incumplen los compromisos adquiridos sino que, en muchos casos, vulneran los derechos de las personas. Así lo demuestra el informe presentado por Oxfam Intermón que estudia la actuación de España ante la mayor crisis de desplazamiento de la historia.

España es la 14ª economía mundial por PIB y ocupa el puesto número 26 en el índice de desarrollo humano, por tanto dispone de recursos para dar una respuesta adecuada a la actual crisis migratoria. Uno de los mecanismos que España debería promover son las vías de tránsito seguras y legales para que la gente no tenga que arriesgar su vida en su intento de llegar a territorio seguro. Pero la realidad demuestra que está muy lejos de cumplir con sus compromisos. Hasta la fecha, solo han llegado a territorio español 474 refugiados, de un total de 17.387 al que las autoridades se habían comprometido acoger. Esto significa que el Gobierno solo ha cumplido con el 18% del objetivo de reasentamiento y con el 1% del de reubicación. Además, España no concede visados humanitarios porque ninguna ley estatal contempla esta posibilidad.

España también suspende en ayuda humanitaria. En un contexto internacional en el que cada vez hay más personas afectadas por crisis humanitarias (95 millones según la ONU) los fondos requeridos se han multiplicado casi por cinco. Sin embargo, las aportaciones de los donantes no han acompañado las necesidades. España es uno de los países que más ha contribuido a esa brecha: la ayuda humanitaria ha sido la partida más recortada de los presupuestos del Estado, un 67% desde 2011 cayendo a 44 millones en 2015. España ha destinado 16 millones a Siria, muy poco para atender las enormes necesidades, e ignora otras crisis humanitarias que también provocan millones de refugiados, como las de Irak o Afganistán.

Desde 2006 el Gobierno español desplegó una amplia respuesta diplomática, económica y militar en África para frenar la migración procedente de la entonces llamada ‘crisis de los cayucos’. La respuesta fue rápida y contundente: se puso en marcha el Plan África y otros acuerdos de cooperación que aseguraban estar al servicio del desarrollo del continente africano. La realidad escondía la voluntad de externalizar las fronteras, pagando para que otros controlasen los flujos migratorios, haciendo pasar esta colaboración por Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD).

Esta externalización de fronteras ha servido de modelo para Europa. Ejemplo de ello es el acuerdo UE-Turquía o el Marco de Asociación sobre Migración elaborado por la Comisión Europea.

Este hecho ha obligado a miles de personas a cambiar de ruta, añadiendo peligros e incertidumbres.

Oxfam Intermón pide al Gobierno en funciones y al Parlamento que:

● Promuevan vías legales y seguras.

● Aumenten y salvaguarden la ayuda humanitaria.

● Promuevan los derechos de las personas desplazadas en su política exterior.

● Protejan a quienes llegan a nuestras fronteras.

Source: Informativo Más Voces

Interesante

Informativo Semanal Más Voces. Viernes, 15 de Septiembre de 2017

Hoy, en los 60 minutos de programa: El Gobierno de Rajoy asume el control financiero …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.