Principal / Más Voces / 32 años de Chernóbil: el aumento de la tasa de personas con cáncer de tiroides se podría haber evitado por las autoridades

32 años de Chernóbil: el aumento de la tasa de personas con cáncer de tiroides se podría haber evitado por las autoridades

Estos días se conmemora el 32 aniversario del accidente de la central nuclear de Chernóbil, que tuvo lugar el 26 de abril de 1986 en Ucrania y afectó a cientos de miles de personas en extensas áreas de la antigua Unión Soviética y otras partes de Europa.

Constituye uno de los mayores desastres medioambientales de la historia, y junto a Fukushima, en Japón, como el más grave en la escala internacional de accidentes nucleares.

Aquel día, durante una prueba, en la que se simulaba un corte del suministro eléctrico, un aumento súbito de potencia en el reactor 4 produjo el sobrecalentamiento del núcleo del mismo, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior.

La cantidad de materiales radiactivos y tóxicos fue unas 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945, causando directamente la muerte de 31 personas y forzando al gobierno de la antigua Unión Soviética a la evacuación repentina de 116.000.

Chernóbil se encuentra en proceso de cierre y desmantelamiento desde el año 2000. En 2017 se instaló el conocido localmente como ‘arco’ o ‘sarcófago’, que oficialmente se llama Nuevo Confinamiento Seguro (NCS). Es una estructura móvil de acero, la mayor construida hasta la fecha en el mundo, en forma de arco de 110 metros de alto, 150 de ancho y 256 de largo y más de 30.000 toneladas. Se construyó a 180 metros del reactor y luego se ubicó sobre él mediante un sofisticado sistema de raíles. Se estima que tendrá una duración de más de cien años. El coste final de la estructura fue de 2.000 millones de euros, financiado por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo junto a la colaboración de 28 países. Su misión es dar una solución definitiva a las más de 100 toneladas de uranio y otros materiales radiactivos que el accidente liberó. Además, el nuevo ‘sarcófago’ también sellará los residuos más peligrosos del mundo por al menos 100 años.

En 2008 se retiraron los ductos de combustible, aunque la radiactividad que produjo muertes, malformaciones y enfermedades crónicas en la región, no desaparecerá en muchos años.

Pero en Chernóbil hubo consecuencias en la salud de las personas que podían haberse evitado si las autoridades hubieran actuado correctamente y con rapidez. Una de esas consecuencias es el aumento de la tasa de personas con cáncer de tiroides, que podría haberse combatido si las autoridades hubieran repartido entre la población pastillas de yodo.

Source: Informativo Más Voces

Interesante

Denuncian que el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid está desmantelando la Renta Mínima de Inserción para las familias más empobrecidas

La Comunidad de Madrid aprobó una ley, en el año 2001, que reconoce como derecho …