Principal / Más Voces / El gobierno regional de Madrid recorta el dinero a los hospitales públicos y mantiene o sube el de los privados

El gobierno regional de Madrid recorta el dinero a los hospitales públicos y mantiene o sube el de los privados

En la Comunidad Autónoma de Madrid, el Gobierno del Partido Popular que preside Cristina Cifuentes ha vuelto a demostrar que su prioridad es lo privado y no lo público. En este caso es en la Sanidad. De los 29 centros sanitarios bajo gestión directa del Gobierno de Cifuentes, 23 han visto su presupuesto recortado para 2017. Dos lo repiten y tres reciben más recursos.

Mientras tanto, los hospitales de gestión privada han resultado blindados o beneficiados. Cinco centros están en manos de empresas a los que las arcas públicas transfieren una cantidad en virtud de los contratos o convenios firmados entre el Gobierno y las sociedades concesionarias. Solo la Fundación Jiménez de Díaz (de IDC Salud, la antigua Capio) ya crece en 50 millones de euros (un 16%). Los de Valdemoro, Móstoles –también de IDC– y Torrejón –Sanitas– repiten el dinero que se les presupuesta. El último en llegar, el de Collado Villalba baja 1,5 millones (un 3,4%).

Según se repartan los recursos, la actividad sanitaria puede verse afectada en un sentido u otro. Por ejemplo el hospital de La Paz tiene 29 millones de euros menos en bienes y servicios. Sin embargo, aparecen siete millones en tratamientos de hepatitis C, a cambio de destinar nueve millones menos a medicamentos de alto impacto económico, antiinfecciosos y oncológicos. El centro recibirá cuatro millones para inversiones en el edificio, ya que hay preocupantes defectos que están causando problemas, como la caída de los techos, la semana pasada, en la unidad de cardiología.

Organizaciones defensoras de la Sanidad Pública denuncian el abandono de los hospitales públicos. En otro gran hospital madrileño, el 12 de Octubre, también han sufrido derrumbe de techos y se han destapado que los propios técnicos del hospital habían avisado sobre el deterioro progresivo y acentuado. Algunas zonas estaban sin revisar desde 1973.

Así que para 2017 la reposición y mejora de edificios se multiplica por cuatro para afrontar ese abandono. A cambio, las partidas para material quirúrgico, medicamentos sofisticados, contra infecciones, o inmunomoduladores (usados por ejemplo en los trasplantados) han cedido terreno.

Luego hay casos en los que los documentos no detallan de dónde se han quitado fondos, ya que las cuentas de 2016 solo mostraban la cifra general sin entrar en partidas. Es el caso del hospital Infanta Leonor, que se ha integrado con un pequeño centro llamado Virgen de la Torre. El presupuesto actual no llega a la suma de lo que ambos centros manejaban por separado hace 12 meses.

Pero, además, las cuentas globales reflejan que las derivaciones a centros privados han salido beneficiadas: los «convenios con entidades privadas para asistencia sanitaria» suman 852 millones frente a los 816 de 2016. También los conciertos «para pruebas diagnósticas por imagen (utilizados para aliviar las esperas) se han multiplicado por seis: de cuatro a 24 millones de euros.

Source: Informativo Más Voces

Interesante

Denuncian que el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid está desmantelando la Renta Mínima de Inserción para las familias más empobrecidas

La Comunidad de Madrid aprobó una ley, en el año 2001, que reconoce como derecho …