Principal / Más Voces / Gas Natural Fenosa quiere convertir el subsuelo del Parque de Doñana en un almacén de gas

Gas Natural Fenosa quiere convertir el subsuelo del Parque de Doñana en un almacén de gas

El Parque Natural de Doñana, en la provincia de Huelva, es uno de los espacios naturales más especiales y singulares del mundo. Su catalogación como Patrimonio de la Humanidad y todas las distinciones concedidas por organismos internacionales hacen de este territorio una joya natural única. Y a pesar de ello, está hoy más amenazado que nunca por la actividad humana descontrolada.

La empresa Petroleum Oil & Gas España, filial de Gas Natural-Fenosa, quiere convertir el subsuelo de Doñana en un almacén de gas. Además, pretende abrir de 14 pozos de extracción y 20 kilómetros de nuevos gasoductos, transformando para siempre el espacio natural más emblemático del Estado español en un complejo industrial.

Organismos internacionales como la UNESCO y Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, encargados de velar por la protección de este lugar Patrimonio de la Humanidad, han mostrado ya su gran preocupación por los planes de Gas Natural.

El Gobierno del Partido Popular a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente otorgó una Evaluación de Impacto Ambiental positiva sin tener en cuenta todos los impactos acumulados del proyecto sobre Doñana. Además, no se ha estudiado adecuadamente el riesgo sísmico del almacén de gas que es una amenaza real en este tipo de proyectos.

Tras el visto bueno del Gobierno, ahora sólo falta la autorización de la Junta de Andalucía, que junto con Izquierda Unida – su socio de gobierno – se han opuesto públicamente a conceder los últimos permisos para llevar a cabo este proyecto. Gas Natural-Fenosa amenaza con reclamar 358 millones de euros al gobierno andaluz si no autoriza el proyecto. Y el Gobierno de Andalucía podría dar luz verde a los planes de Gas Natural para convertir Doñana en un almacén de hidrocarburos subterráneo.

La movilización ciudadana para detener el proyecto se antoja indispensable. El sábado pasado se realizó una manifestación de protesta, se están juntando firmas y este martes la organización Greenpeace han instalado dos campamentos, a la entrada de la instalación y en lo alto de una de las estructuras, con activistas bloqueados. Piden que se paralicen las obras y que Gas Natural renuncie a cualquier tipo de reclamación de responsabilidad patrimonial. Tanto Gas Natural como Enagás han denunciado a los activistas por la «ocupación» de sus instalaciones.

Nuestros compañeros del programa Señales de Humo, del Proyecto Dos Orillas, desde Huelva, nos ofrecen el siguiente reportaje sobre el proyecto de convertir el subsuelo del Parque de Doñana en un almacén de gas, con la entrevista a Felipe Fuentelsaz, de la organización ecologista WWF.

Source: Informativo Más Voces

Interesante

Denuncian que el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid está desmantelando la Renta Mínima de Inserción para las familias más empobrecidas

La Comunidad de Madrid aprobó una ley, en el año 2001, que reconoce como derecho …