Principal / Más Voces / No Name Kitchen, un colectivo que cocina, pero no solo eso, para centenares de refugiados en la frontera serbo-croata

No Name Kitchen, un colectivo que cocina, pero no solo eso, para centenares de refugiados en la frontera serbo-croata

Nuestro compañero Falo Marcos, de Radio Kras, emisora comunitaria de Gijón, ha viajado a la frontera entre Serbia y Croacia, para conocer de primera mano la realidad de las personas que buscan refugio. Él nos ofrece la siguiente crónica y entrevista.

Sid, un pequeño pueblo de Serbia con unos 15000 habitantes, se ha convertido en las últimas semanas en el punto neurálgico de pequeñas organizaciones y voluntariado independiente que busca seguir dignificando la vida de las personas en busca de refugio que se encuentran bloqueadas en la frontera serbo-croata. Personas que viven en los bosques de la zona o en las ruinas de una fábrica abandonada que, estos días, intentan acondicionar para tener un techo decente y un lugar “estable” donde vivir.

Hasta allí llegó hace poco más de 3 semanas la No Name Kitchen (la cocina sin nombre), tras su nacimiento y estancia en el asentamiento de Las Barracas de Belgrado hasta su desalojo y demolición. Se presenta como “un grupo de personas independientes organizadas de manera asamblearia y horizontal, en torno al proyecto de cubrir una de las necesidades más básicas y universales de toda persona: la alimentación.”

Actualmente está repartiendo diariamente más de 300 raciones en un punto de distribución que se ha improvisado estos días. Pero no finaliza ahí su labor. Tras las comidas llegan las conversaciones con las personas que están en la zona, las actividades culturales y deportivas, los trabajos para adecuar el asentamiento. Las personas que conforman No Name Kitchen no sólo cubren necesidades básicas, sino que apuestan por el acompañamiento, el estar cerca, los abrazos, las sonrisas, en definitiva, el cariño solidario de quienes no quieren permanecer impasibles ante la violación de Derechos Humanos que se está produciendo diariamente en Europa.

Falo Marcos entrevista, desde la frontera serbocroata a Bruno, un asturiano que forma parte del colectivo No Name Kitchen.

Source: Informativo Más Voces

Interesante

Denuncian que el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid está desmantelando la Renta Mínima de Inserción para las familias más empobrecidas

La Comunidad de Madrid aprobó una ley, en el año 2001, que reconoce como derecho …